Abajo quinielas


Con la sorpresiva derrota de la selección de España ante Suiza, se concluye la primera fase de la Copa del Mundo del 2010. Con las 7 selecciones que alguna vez han ganado el campeonato (Brasil, Italia, Alemania, Argentina, Uruguay, Inglaterra y Francia) participando, con 6 equipos sudafricanos que se caracterizaban por ser la sorpresa y el “ojo con” de los mundiales, con el regreso de Chile, Maradona y Corea del Norte a un Mundial, con los últimos balones de oro y sus selecciones (Messi, Ronaldo, Kaka’), con la Naranja Mecánica y con una España siempre favorita pero esta vez campeona de Europa, comenzaba un mundial muy prometedor.

Sin embargo, la esencia del fútbol y razón de vida de los delanteros ha estado eludiendo las redes. El gol nos lo tienen escondido. En 16 partidos han habido sólo 25 goles, dejando un promedio de 1,5625 goles por partido. El record absoluto de promedio más bajo de goles de un Mundial ha sido el de Italia ’90 con 2,21. Increíble.

Ahora bien, ¿a quién echarle la culpa? la respuesta fácil y no menos equivocada es a nuestra amiga Jabulani, la pelota creada por Adidas para el certamen, de la cual no escapan críticas por parte de jugadores y porteros. Dicen que hay menos control, que sale más de lo normal, que parece un balón de playa. Pero también debemos recordar que estamos en el 2010, a 80 años de la celebración de la primera Copa del Mundo y el fútbol ha cambiado considerablemente desde la época. Hay mayor paridad entre los equipos, se estudia más al rival y parece que estamos en una situación en donde los equipos se cuidan mucho más. Lo vimos en lo ajustado de los resultados y en equipos como Suiza.

La prueba de los grandes

Las expectativas más grandes se centraban en Argentina, Inglaterra, Italia, Brasil y España. El primero por tener al mejor jugador del mundo en sus filas y al mejor de la historia (según muchos) al mando del banquillo. La Inglaterra de Capello, la Italia campeona del mundo, el Brasil del jogo bonito y la España campeona de Europa centraban la atención del certamen.

Argentina pasó la prueba. Ganó 1-0 (ajustado) contra una Nigeria de la cual se esperaba más.El bicampeón del mundo sufrió pero terminó ganando bien y llevándose los 3 puntos. Lo importante es el buen partido que jugó Messi, con varias ocasiones de gol y a veces cargándose el equipo al hombro, así como también la asociación con Tévez y el buen fútbol que sale de esas 4 piernas. Maradona parece no ser tan mal técnico después de todo. Impresionante el nivel que tiene adelante la albiceleste con Higuaín, Agüero, Milito, Tévez y Messi. Sin dejar de lado al mítico Palermo, que ya tendrá su chance de escribir otro capítulo en la película de su vida.

Inglaterra se presentaba como fuerte candidato al título. Todavía lo es, pero con un pequeño desliz en el camino. O más bien, en las manos de Green. Terrible error del guardameta, terrible. Pudiéramos atribuirlo a la Jabulani nuevamente, pero la responsabilidad es totalmente del arquero inglés. A pesar del gol, Inglaterra había comenzado bien en el juego contra EEUU, con Steve Gerrard adelantándose en el marcador y que olía quizás a victoria cómoda del equipo de Fabio Capello. Todo lo contrario, los americanos tienen fútbol y realizaron un gran partido ante sus ex-colonizadores, plantéandose de tú a tú ante los inventores del deporte rey y llevándose un resultado merecido. Sin embargo, estos 2 equipos no deberían tener problemas en avanzar a la siguiente ronda.


Italia fue una grata sorpresa. Más allá del empate con Paraguay, el equipo de Lippi dió más de lo que se esperaba. Un primer tiempo con 5 debutantes absolutos en un Mundial, crearon tal vez más nerviosismo del que deberían. Montolivo fue sin duda le mejor sorpresa de todos. El vice-Pirlo cumplió y jugó un gran partido. Otro que estuvo activo durante 90 minutos fue Pepe. Excelente ambos en sus posiciones. Grande Cannavaro, pareciera que no hubiesen pasado 4 años. Desilusión Marchisio en el experimento enganche, mientras que a Gilardino no le llegaban suficientes balones para ser evaluado. En cambio Iaquinta el peor en cancha. El equipo campeón mantuvo la iniciativa durante todo el partido (Paraguay no la quiso tener) y se encontró moviendo el balón muy bien. Mucho mejor el segundo tiempo que el primero. Italia puede estar tranquila porque, como dice Lippi, el equipo “tiene cabeza, piernas y corazón”.

Mención aparte a Buffon que salió lesionado luego del primer tiempo y aún no se sabe cuándo puede volver a entrar. Gigi se perderá seguro los próximos 2 partidos.


Brasil fue el más efectivo de los grandes y el menos Brasil de todos. Dunga se dejó de eso de jogo bonito (Ronaldinho en casa puede dar prueba de ello) y busca ganar a pesar de la vista del espectador. Con un golazo de Maicon y otro de Elano, Brasil guarda 3 puntitos en su bolsillo y se acerca a los octavos. Kaka’ muy lejos de su nivel, pero puede crecer. Luis Fabiano poco y Robinho regular. La misteriosa Corea del Norte mostró que el estar aislado del mundo no te hace crecer, mucho menos deportivamente. La canarinha descansa tranquila y espera por los demás.

España pierde 1 a 0 contra los suizos. ¿La debacle?, ¿Están eliminados?, ¿Despedir a Del Bosque?, ¿Suicidio colectivo? No, nada de eso. El error que siempre cometen los aficionados de España es ser muy volátiles, creer que un partido define todo. Ni un amistoso previo con goleada te hace más favorito que los demás, ni una derrota en el debut te hace menos favorito. Esta es una España de gran nivel, de fútbol de toque que cuenta con excelentes jugadores en todas sus líneas. Sólo que les falta ser más aguerridos, ¡buscar más el gol! Una posesión de balón de 73,34% de nada sirve si no se hace el gol. Aunque tuvo sus ocasiones, hay que buscar variantes al fútbol de toque si éste no funciona. Suiza supo jugarle al rival, esperó y anotó. Incluso pudo aumentar el marcador con una llegada que finalizó en el palo. Casillas terrible en el gol, para algo tiene las manos y debería usarlas. El fútbol sorprende, Suiza ganó. Al menos ahora se pone más emocionante este Mundial.

De los otros equipos fuertes Holanda ganó sin convencer, Portugal decepcionó con un Ronaldo que no juega para el equipo sino para él y Alemania goleó sin problemas. Costa de Marfil hizo un buen juego aunque de todos los equipos africanos participantes se esperaba más. De los asiáticos menos. Corea del Sur dio una exhibición de fútbol al igual que Japón que ganó bien. Incluso Corea del Norte estuvo ordenadita. Empate a última hora de Nueva Zelanda rescata la cara por los oceánicos y Chile tuvo un excelente debut. Valdivia, Sanchez y compañía dominaron el partido de inicio a fin. Pobre Honduras.

Destaca el esquema 4-2-3-1 usado por Mourinho en el Inter campeón de Europa y su filosofía en varios de los equipos participantes. La influencia es innegable. El mundialucho de Lucho lo odia.

Esperemos que el Mundial agarre vuelo y no tengamos que esperar a octavos de final para sentir mayor emoción. Mientras tanto, tenemos las vuvuzelas.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: